Wednesday, February 08, 2012

"METEOROLOGÍA : EL FRÍO DE 1891" (ACTUALIZADO A LAS 20,55 DEL DÍA 9)

Hola a todos.

La situación actual es atípica. No lo digo por el rigor de las temperaturas sino que por la duración del episodio. Como decía el Doctor Mariano Medina, las invasiones frías suelen durar entre dos y seis días de media. La actual ya va para los 20 días o más desde que se confirmó. Todavía puede durar una semana más o sea que durará cerca de 30 días. Ya es sabido que las entradas siberianas suelen tener dos o tres oleadas, pero en su conjunto sólo duran tanto tiempo en episodios muy esporádicos. Además el "coletazo o traca final" puede ser destacable. Ya veremos como se culmina, aunque probablemente tengamos una situación de transición con una entrada polar-marítima muy húmeda y algo menos fría.  Esta entrada ártica de la semana próxima-de producirse-significaría la caída de fuertes nevadas en todas las cordilleras de la peninsula ibérica en la próxima semana, especialmente Sistema Cantábrico y Pirineos. Además de fuertes vientos y temperaturas bajas.Posteriormente se instauraría el anticiclón aunque parece ser que precario.De inmediato sólo comentar que las nevadas
probablemente continúen en el archipiélago Balear durante el fin de semana,especialmente en Mallorca.




    Temperaturas en Europa hoy día 9 por la tarde.Siguen muy bajas en Centro y Este de Europa.




immagine articolo 22528

                                   Rio Mosela en Coblenza (Alemania ) hoy 9.02.2012.
                                               Rompehielos acondicionando el río.

Recuerdo que inicialmente esperabamos la"gran nevada" que nunca acabo de llegar plenamente a la ciudad de Barcelona. Posteriormente la sociedad se preparó para una "ola de frío" de registros históricos que tampoco acaba de llegar. Sin duda las mínimas más bajas se darán en los valles cuando cesen los vientos para lo que faltan algunos días.

 Otra experiencia es la que vienen sufriendo los países europeos incluida Italia y más hacia el Este de Europa. Lamentablemente la cifra de 500 victimas mortales a causa del frío quedará muy corta en breves días. Desde hoy hasta transcurrido el fin de semana, la zona Este del Continente europeo seguirá recibiendo duros embates de nieve y frío. Realmentete la situación será muy grave en amplias zonas continentales.

En los primeros momentos que se confirmó la inminencia de la invasión siberiana.el recuerdo del febrero de 1956 nos vino de sopetón. Todos los que "caneamos" recordamos charcos helados y reventones de tuberías en plena ciudad de Barcelona. La ropa tendida en terrados y galerías  estaba tiesa como un tablón de madera y el viento la mecía como si fuera de cartón.En aquella ocasión -lejana pero para mi no tanto- los termómetros de Barcelona llegaron a marcar - 6,7ºC. Frío fué muy riguroso para una sociedad nada boyante en lo económico.

Este valor quedó lejos de los mercurios del 18 de enero de 1891 cuando se anotaron -9,6ºC también en el centro de Barcelona en la Plaza de la Universidad. Hablaríamos de un "mal-calculado período de retorno" de unos 60 años aproximadamente. O sea que estadísticamente no tenemos grandes oportunidades de experimentar en nuestra "existencia terrenal" más de un par de invasiones siberianas plenamente rigurosas con valores claramente negativos en Barcelona ciudad. Tuvimos la nevada de 1962 con una mínima de unos -3ºC pero lo más llamativo fué la nevada de 42 centímetros ya que el frío duró un par o tres de días.

SIGUE UN INTERESANTE VIDEO SOBRE LA COBERTURA DE NIEVE Y HIELO DE ESTA OLA DE FRIO EN EUROPA Y ASIA. AUTOR FRANCISCO MARTÍN LEON DE LA AEMET.PUBLICADO EN LA REVISTA RAM. Considero que Francisco Martín León es una autoridad de la meteorología española actual. Sin ninguna duda.

Texto introductorio de Francisco Martín León (Meteorólogo). Fuente de los mapas NOAA:



"Se analiza la evolución de las coberturas estimadas por la NOAA del hielo y de la nieve en la región Euroasiática, coincidiendo en parte con las irrupciones y olas de frío de estos días que dejaron muchos muertos, escenas pintorescas y valores extremos y persintentes de temperaturas máximas y mínimas en gran parte las zonas afectadas, siendo un periodo inviernal durísimo sobre muchos puntos de Europa.
Posiblemente encuentres otros detalles en las imágenes que no se han comentado. "

http://www.tiempo.com/ram/20361/evolucion-de-la-cobertura-de-hielo-y-nieve-en-31-dias/


                                                         ------000000------


Pero volvamos al 1891 y su riguroso frío.

La cita que sigue constata el rigor de aquel 18 de enero de 1891.

"Aun así, José Ángel Núñez, de la Aemet nos recuerda que en el siglo XIX se dieron episodios más gélidos, como el de enero de 1891, en el que Valencia marcó su récord absoluto de frío desde que se iniciaron las observaciones meteorológicas en la capital en 1869. El 18 de enero de 1891 Valencia llegó a –8,0, en un mes en el que la ciudad del Turia tuvo 18 días de helada, es decir, seis más que en febrero de 1956. Núñez apostilla, asimismo, que 1891 fue el último año en el que el río Ebro se heló en Tortosa".
http://www.estrellasyborrascas.com/clima.php?ID=9

Muy recomendable espacio web. El aficionado a la meteorología encontrará temas de gran interés.

PÁGINA WEB DE VICENTE AUPÍ / OBSERVATORIO DE TORREMOCHA DEL JILOCA




Mapa de isóbaras del 18 de enero de 1891. La depresión mediterránea es determinante.




Las temperaturas a 850 hPa o 1.500 metros de altura aproximadamente alcanzaron los -15ºC en nuestra vertical.



                   El Ebro en enero de 1891 a su paso por Tortosa,fué la última vez que se heló.

La información correspondiente a los mapas del tiempo de 1891, la foto del rio Ebro congelado, y las noticias de La Vanguardia las he obtenido en el blog que sigue :

http://historiadeltemps.blogspot.com/search/label/1891-1900

Recomiendo su lectura dado su elevado interés, riqueza de contenido y municioso trabajo de preparación. Realmente toda una joya que conviene compartir.

Noticia de prensa aparecida en "La Vanguardia" referida al episodio de frío. Agradable redacción propia de la época, que resulta de agradable lectura. Apareció el 20 de enero de 1891.


LA TEMPERATURA
"El día de ayer, si bien frío en extremo, no lo fue tanto como su anterior, gracias á los rayos solares que amortiguaron con su benéfico calor la intensa helada que cayó de nuevo durante la noche.
Esto no obstante el agua con que los solícitos barrenderos de la ciudad inundaron calles, ramblas y paseos durante las primeras horas de ia mañana helóse acto continuo y en algunos puntos, como en las Rondas, subsistió el hielo pese al sol que brilló durante la mayor parte dal día.
A la caida de la tarde el sol que hacía un par de horas estaba cubierto por densos vapores amortiguó el calor de sus rayos refrescando acto seguido la temperatura y empezando una nueva helada casi igual á la de los días anteriores.
A esa hora visitamos de nuevo los sitios donde los efectos del intenso frío que reina se han dejado sentír con mayor intensidad.
Las charcas, barrizales y demás sitios de las vías públicas donde en mayor ó menor cantidad se había acumulado el agua, procedente del riego ó de desagues naturales continuaban heladas.
En el Parque y frente á todos los sitios designados como sitios notables para contemplar los efectos del frio había numerosa concurrencia de gente deseosa de contemplar los caprichosos dibujos y combinaciones que el hielo les había impreso.
En el Parque aparecía helada la cascada, de la que descendían enormes carámbanos de hielo en especial junto á los vertederos resguardados del sol: el lago de la misma en sus orillas, el riachuelo en toda su extensión y el gran lago en sus cuatro quintas partes tenían su superficie conjelada de un grosor tal, que las piedras y ladrillos qua arrojaban los curiosos —pese á la vigilancia de los guardias— no podían romperlo.
A las cinco de la tarde, la barquilla del Ayuntamiento, rompiendo con garfios de hierro el hielo que lo circundaba, atracó junto al islote del caimán y sacó al caimán que en él habita, hallándolo vivo y transportándole á sitio más resguardado de la temperatura glacial que reina.
En el espacio que dejó libre la helada se paseaban y zambullían y se agitaban y hacían mil correrías los patos, anades y demás aves acuáticas que en el Parque tienen alojamiento acompañadas de gran número de similares silvestres que en el mismo se han refugiado huyendo del frío de otros lugares. Entre ellas llamaban la atención unas aves llamadas pollas marinas de rico plumaje que también se han avecindado en aquel sitio de recreo.
Las fuentes y surtidores públicos continuaron con sus fantásticos adornos de hielo; si bien de menor duración. Las matas que rodean la fuente de la Plaza de Palacio, presentaban á la caída de la tarde, curiosísimo aspecto de blancas estalactitas que descendían hasta el suelo. Los caballos tritones, los leones y geniecillos de la misma ostentaban gruesos velos de hielo hasta la taza del pilón.
La fuente de Hércules inmediata al palacio de Bellas Artes tenía el aspecto de un gran monumento de hielo.
Los cocheros de tranvías y jardineras llevaban las manos resguardadas por enormes guantes de materia que variaban desde el algodón á la piel de cabra.
Durante la noche fueron muchas las calles donde serenos y vigilantes, deponiendo antiguos odios, departian agradablemente alrededor de hogueras mayores ó menores, en especial en el Ensanche donde la anchura de las calles hace más cruda la acción de la temperatura.
Y á todo esto los termómetros públicos riéndose del frío de la gente. Numeroso público consulta día y noche el termómetro de casa Dalmau en la Rambla y el del Parque y en ellos se encuentra con que señala temperaturas incompatibles con el frío que se siente, y de que esto no es exajeración baste decir que el último, el del Parque, señalaba á las cinco de la tarde de ayer á los curiosos que soplándose los dedos la consultaban, ocho grados sobro cero, cuando la helada escarcha de las cercanías indicaba un calórico muy inferior, debido quizás á estar entre cristales y no á la acción directa del ambiente esterior.
El agua que en las casas particulares tienen en depósitos al aire libre quedó en muchos de ellos helada como también las cañerías de conducción, las cuales estallaron con la presión é inundaron pisos y terrados.
Escusado es decir que en los Mercados las hortalizas aparecían cubiertas de escarcha y que en especial en el de la Boquería donde las vendedoras están poco menos que al aire libre, el pavimento era un enorme y gratuito skating-ring.
Las pobres avecillas que sientan sus reales en los paseos públicos de la capital, tienen para consolarse del frio que sienten la compañía de roquerols avies y otros que de otras regiones han venido á la ciudad.
Las plantas de jardines públicos y particulares han sentido también ios rigurosos efectos de la temperatura, pues son muchas las que han sido victimas de la crudeza de la misma.

Las comunicaciones están interrumpidas en Francia, Austria, Hungría, Italia y Alemania á consecuencia de la gran cantidad de nieve caída.
Están helados el Ebro, Bidasoa, la mayor parte de los secundarios del Norte de España, el Loire, el Marne, el Garona, el Sena y el Ródano en Francia.
El termómetro ha descendido á 14 grados bajo cero en Burdeos, Tolosa, Lión, Setif, Nimes, Moscou, Burgos, Valladolid, Segovia y otras capitales.
En Génova por primera vez desde 1854 se ha helado por completo el puerto.
Estas noticias casi le consuelan a uno del frio que se llegó a sentir en esa ciudad.




De momento nada más.



Saludos.



Mariscal Tro


Fuentes:http://historiadeltemps.blogspot.com/search/label/1891-1900 ( "Quim"),
"La Vanguardia".

http://www.estrellasyborrascas.com/clima.php?ID=9 Vicente Aupí.






No comments: