Sunday, January 09, 2011

"METEOROLOGÍA: NIHIL SUB SOLE NOVUM ( ESPECIALMENTE EN LOS HIELOS)"

Hola a todos,
Los hielos polares y especialmente los antárticos son un claro índice de la temperaturas de la Tierra. La desaparición del hielo ártico en el Polo Norte,en un futuro más o menos próximo,no debe alarmar a nadie. Se tratará de un nuevo episodio que repetirá escenarios ya vividos y revividos. Conviene recordar lo que ha acontecido en nuestro planeta mucho antes de que el hombre pudiera afectarle con la emisión de gases de efecto invernadero y otras muchas agresiones.


                     El monteVinson la mayor elevación de la Antártida con 4.897 metros de altura.



                                                       Lagos y ríos subglaciales antárticos



         
                 
              La Antártida en el Polo Sur. Corte vertical de su corteza con cerca de 2000 metros de hielo.



Célebre frase empleada por los romanos que también puede ser " Nihil novis sub Sole" ambas valen no sé cual es la buena -creo que la del título-pero vienen a significar " nada nuevo bajo el Sol" como ya se sobreentiende. "Quizás ese fue su mayor error ( de los romanos). Quizás esa idea equivocada de que no había nada nuevo bajo el sol, ayudó a destruir su Imperio. Nuevos dioses, nuevos bárbaros que cruzaban sus fronteras, nuevas ideas y la vieja estructura que por siglos había dominado occidente se derrumbó.                                

Viene esto a cuento de las actuales corrientes informativas que hablan de una progresiva pérdida de hielo de los polos y muy especialmente del Polo Norte (Ártico). Parece ser que ahora estamos descubriendo "la sopa de ajo" y desvelando incógnitas de consecuencias imprevisibles.

Se ha publicado recientemente un estudio muy interesante que, utilizando datos indirectos del Ártico (proxy data tanto de origen terrestre como marino) y que a través de reconstrucciones de modelos numéricos mostraron que en el comienzo de nuestra era geológica, el Holoceno, que forma parte de la era geológica del Cuaternario, hubo muchos años, en los que el hielo marino en el Ártico desapareció casi por completo en  verano.

Este estudio confirma, una vez más, la importancia del conocimiento del clima del pasado antes de poder hablar con conocimiento de causa sobre el clima actual y su evolución, o incluso antes de atreverse a lanzar predicciones del clima en el futuro.

Por supuesto, si en el pasado geológico reciente (el Holoceno comenzó hace unos 11.700 años) se han presentado varios episodios  libres de hielo en el Océano Ártico durante el verano En estos períodos sin hielo el CO2 en la atmósfera era mucho más bajo que el actual .Por ello  no queda tan clara la correlación entre los niveles de CO2 en un Ártico sin hielo en verano, y nos debería hacer reflexionar sobre la importancia que hoy se atribuye a los GEI (gases de efecto invernadero) para determinar el clima en su conjunto y su evolución.

De hecho, más y más personas están tratando de mantener todavía la teoría de que el único protagonista de los cambios del clima es el CO2 y otros gases de efecto invernadero en menor escala, sin entrar en otras consideraciones multidisclipinarias a sabiendas de que el clima es un fenómeno complejo, demasiado complejo para ser determinado por un solo actor.

Es por ello que existe hoy en día una nueva ola de estudios sobre la actividad solar, volcánica, el papel de los aerosoles sobre los océanos y sus corrientes, la influencia de la constante solar y otros elementos de criosfera incluídos los 6.500 millones de seres que habitamos el castigado planeta Tierra para su bien ( o su mal).

La temperatura anual media en el Ártico ha aumentado casi dos veces más que el promedio global. Los satélites han hecho mediciones en el hielo ártico desde 1978. La extensión del hielo ha disminuido aproximadamente un 8,5 por ciento por década, desde la extensión que tenía en 1979. Desde 2002 los registros obtenidos por los satélites han revelado los excepcionalmente tempranos inicios de los deshielos de primavera en las regiones del norte de Alaska y Siberia, así como una menor recuperación del hielo durante la estación de invierno. No debemos a pesar de todo preocuparnos.

A continuación reproduzco un artículo publicado en su blog a cargo de Miguel Angel Cuevas " (fotografía superior)Inventos,Tecnología,Desarrollo Social y Científico"  http://descubrimientos-famosos.blogspot.com/ .

Inicio de parte del post de Miguel Angel publicado el 16 de noviembre de 2010.


"Desde su formación hace aproximadamente 4.650 millones de años, la Tierra se ha calentado y enfriado muchas veces. Los cambios climáticos globales dependían de muchos factores, como las erupciones volcánicas masivas que incrementaron el dióxido de carbono en la atmósfera, los cambios en la intensidad de la energía emitida por el Sol y las variaciones de la posición de la Tierra respecto al Sol, tanto en su órbita como en la inclinación de su eje de rotación.Las variaciones en la posición de la Tierra, conocidas como ciclos de Milankovitch, se combinan para producir cambios cíclicos en el clima global. Se cree que estos ciclos son responsables de los repetidos avances y retrocesos de los glaciares y placas de hielo durante el pleistoceno, cuando la Tierra entró en ciclos bastante regulares de periodos glaciales más fríos (también conocidos como edades de hielo) y periodos interglaciales más calurosos. Los periodos glaciales aparecían a intervalos de 100.000 años aproximadamente.Hace 10.000 años se inició un periodo interglacial cuando la última edad de hielo llegó a su fin. Antes de esa edad de hielo hubo un periodo interglacial hace unos 125.000 años.Durante los periodos interglaciales los gases de efecto invernadero, como el dióxido de carbono y el metano, aumentaron de forma natural en la atmósfera debido al incremento de la vida animal y vegetal. Pero desde el año 1750 estos gases han aumentando de forma preocupante, alcanzando niveles nunca detectados, como consecuencia del rápido crecimiento de la población humana y del desarrollo de la tecnología y la agricultura. Las actividades humanas son, en la actualidad, un factor relevante que influye en la dinámica del clima en la Tierra.El hielo presente en las regiones polares proporciona datos sobre la composición de la antigua atmósfera de la Tierra. Los núcleos de hielo analizados por los científicos, procedentes de las placas de hielo de Groenlandia y de la Antártida, ofrecen información sobre la temperatura y los gases de efecto invernadero presentes en la atmósfera de hace cientos de miles de años. Las capas de estos núcleos de hielo formadas por las nevadas estacionales permiten a los científicos determinar la edad del hielo en cada núcleo. Mediante el estudio de las pequeñas burbujas atrapadas en el hielo y de las propiedades del propio hielo, los investigadores pueden determinar la temperatura y la cantidad de gases de efecto invernadero presentes en la antigua atmósfera de la Tierra en el momento en que se formó cada capa. Basándose en estos datos, los científicos saben que los gases de efecto invernadero han alcanzado en la actualidad mayores niveles que en los últimos 650.000 años.Los gases de efecto invernadero y las temperaturas están aumentando. Antes de finales del siglo XIX, la temperatura media de la Tierra era de casi 15 grados centígrados. A lo largo de los últimos 100 años, la temperatura media de la superficie terrestre ha subido alrededor de 0,7 ºC , con una subida más pronunciada a partir de la década de 1970. Los científicos han relacionado este aumento con numerosos cambios producidos en todo el mundo, como el deshielo de los glaciares de montaña y del hielo polar, el aumento del nivel del mar, las sequías más importantes y prolongadas, las tormentas más intensas, las olas de calor más frecuentes y los cambios en los ciclos vitales de muchas plantas y animales. El calentamiento ha sido más acusado en el Ártico, donde las temperaturas han llegado a aumentar incluso el doble de la media global."

Buena la condensada historia sobre las variaciones climáticas de la Tierra y algunas de sus causas (no todas), ya que no se cita por ejemplo la dinámica de las circulaciones Oceánicas. Pero para el tema de hoy ya nos vale :" El Clima ha estado variando continuamente de forma cíclica, y el aumento y la disminución de temperaturas o masas de hielo forman parte de esta evolución contínua". O sea ni hecatombes climáticas, ni cosas "nunca vistas" ni irresponsabilidades por parte de la despiadada humanidad. Lo que sucede ahora es viejo y ha sucedido antes y acontecerá en el futuro. A pesar de que no lo hayamos visto jamás ni lo  volvamos a ver.
Pero ojo, no confundamos esto con un entreguismo total, pensando que pase lo que tenga que pasar. Tenemos responsabilidades de preservación del medio y de ahorro de sus recursos, pero es ésta "harina de otro costal" ya que pienso que el sistema climático de la Tierra es un gran coloso que se mueve con lentas zancadas al cual nosotros podemos condicionar relativamente poco.





 
O sea que viendo el gráfico de la curva de cobertura de hielos antárticos (gráfico superior) y el mapa del ártico con fecha de ayer (imagen inferior con España casi en la esquina derecha inferior) no se observan los cambios catastróficos que algunos parece ver a la vuelta de la esquina.

Amén,saludos y tranquilidad.


Mariscal Tro

Fuentes : Miguel Angel Cuevas, Meteo Giornale, National Ice Center ( NOAA )  http://www.natice.noaa.gov/
National Snow and Ice DataCenter .- Boulder (Colorado)    http://nsidc.org/data/seaice_index/
y propias.

No comments: