Monday, October 10, 2016

" METEOROLOGÍA : PROSIGAMOS CON JOHN TYNDALL y ROBERT FITZROY"


Hola a todos,


Robert Fitzroy.jpg

 Robert FitzRoy 1805-1865. Comandante del HMS Beagle en su vuelta alrededor del mundo con Charles Darwin 1831-1836.


Hoy concluyo con éste los dos post anteriores referidos a Tyndall. Fué en cierto modo precursor de los estudios sobre el Calentamiento Global del planeta al introducir el posible impacto que podía tener en las temperaturas la mayor o menor presencia de ciertos gases. Además Tyndall trabajó con FitzRoy que fué el primer Director del Servicio Meteorológico Británico por los años 60 del 1800.

Quedamos en nuestra última publicación del elevado grado de incertidumbre que las investigaciones de FitzRoy y Tyndall despertaban el la sociedad británica de aquellos años. Para el almirante FitzRoy las pérdidas humanas y la situación de inseguridad era una ofensa mayor. En febrero de 1861 consiguió la autoridad suficiente para actuar. En su oficina en Whitehall, estudió informes meteorológicos costeros. En caso de detectar una tormenta,remitía un telegrama de aviso a los puertos asignados que podían así izar signos o banderas de peligro. En primer aviso de peligro se envió a las pocas horas de la lectura del evento por Tyndall.

A pesar de las nuevas técnicas de comunicación, el gran reto consistía en hacer llegar los avisos de peligro a sus destinatarios antes que la tormenta. Fué una tarea ingente. Todos los envíos telegráficos se analizaban y enviaban con urgencia dada la necesidad de su pronta recepción.

Casi siempre, los avisos de peligro resultaron correctos,salvando vidas.  FitRoy pasó a ser una celebridad nacional y era llamado popularmente "Clerk of the Weather"u"Oficinista del Tiempo" en la prensa local. En el período de seis meses su proyecto de avisos de tormentas evolucionó hacia una auténtica predicción que se conoció con una palabra qué el mismo instauró: forecast o predición.

A pesar de su gran popularidad subsistió en la sociedad una actitud de gran controversia. Las personas muy religiosas dudaban que alguien pudiera pretender conocer la mente de Dios, mientras que la comunidad científica se dedicaba a atacar al almirante su falta de conocimientos teóricos. Por otra parte, Miembros del Parlamento se quejaban del coste del uso del telégrafo.Nuestro hombre luchaba con el reto diplomático de tener los datos guardados en secreto para evitar que países como Francia pudiera hacer uso de ellos. Además tuvo que enfrentarse a los inevitables costes extra a causa de los fallos ténicos que se presentaros en su predicción del tiempo.

La carga llegó a ser excesiva. Deprimido y enfermo, el 30 de abril de 1865 se suicidó degollándose mientras se afeitaba.

Hoy en dia, los debates sobre el cambio climático ha evolucionado mucho desde aquellos lejanos años de los 1860´s. Aparecen preguntas similares;¿ cómo podemos creernos a los científicos cuando nos avisan de los peligros que nos acechan? ¿Qué costes económicos podemos esperar?.

Estos debates sobre el clima continúan resonando en parte debido a que la meteorología se encuentra entre las ciencias más difíciles. Es uno de los pocos campos en los de la ciencia aplicada que exige predicción. Como cualquier predicción incluye incertidumbres y la incertidumbre es un anatema para los científicos. La meteorología parece condenada a existir en un limitado y atestado espacio intelectual.

A pesar de trágico final de FitzRoy, la historia le ha juzgado favorablemente. La ciencia de la predicción de la que fué pionero, se ha convertido en parte de la vida moderna hasta el punto de que nuestros smartphones incluyen información del tiempo. La Oficina Meteorológica Británica tiene sus oficinas centrales en la calle FitzRoy Road  y la BBC cuenta con un Departamento que lleva su nombre en su honor.

Hace más de 150 años,  de la conferencia del efecto invernadero pronunciada por Tyndall , y del primer aviso de peligro de tormenta por parte de FitzRoy .Nosotros nos sentimos en un momento en el que el trabajo meteorológico es a menudo criticado por lo muy costoso e inexacto. Aún hoy en día, los climatólogos pueden sentirse respaldados por la historia de Fitzroy. Su trabajo, es visto como un triunfo de la ciencia práctica contra una feroz oposición, y además pueden alegrarse ya que ésta extraña condición de voluntad humana invencible les hará falta  para hacer que el cambio de mentalidades sea posible.

El artículo fué originalmente publicado en el New York Times.
El texto que aparece en éste blog se obtuvo de la separata en inglés del periódico ARA del 24 de agosto.
Su autor fué Peter Moore.

Saludos y hasta pronto.


Mariscal Tro


No comments: