Wednesday, May 16, 2007

" ERRARE HUMANUM EST "

Hola.
La meteorología no es una ciencia exacta. Los predictores- muchos de ellos científicos-barajan datos y cálculos que siempre albergarán errores potenciales. De la calidad en los métodos empleados, del equipo de sus predictores , de la elección de los modelos iniciales y de su experiencia dependerá en gran manera el porcentaje de sus éxitos o sus fracasos. En todo caso, el predictor asumirá ciertos riesgos que intentará minimizar en lo posible. No es "de recibo " el no pronunciarse en un sentido u otro cuando se está informando en medios públicos sobre una gran incertidumbre en la prógnosis del próximo fin de semana. Estamos hablando de predicciones a 48/72 horas, para las que en principio la fiabilidad debería ser claramente superior al 80 % ( aún en primavera ). Recordemos que se trata de profesionales de la meteorología, que trabajan y viven de ella. Entendería perfectamente que un "amateur " o aficionado tuviera reparos y reservas a la hora de emitir "pronósticos de ascensor"en los que se juega su precario prestigio ante la comunidad de vecinos. Y me pregunto ; ¿ A que obedece ésta cautela predictiva ?. Y me contesto acto seguido : se debe a errores de predicción muy recientes y que no quieren repetir. Y creo que no debería ser así. El predictor no es ni brujo ni vidente. Es un ser humano que está desarrollando el siempre incierto y arriesgado trabajo de adelantarse a lo que va a acontecer. Dado que no es un adivino y que tiene un 20% de margen de error (aceptado ), sus predicciones no siempre serán exactas, y aún siendo técnicamente buenas, dificílmente se cumplirán al 100 %. Bien, pero tiene un substancioso 80% a su favor y debe emplearse a fondo para que una muy buena parte de sus pronósticos sea más que fiable. ¿ Qué existe un error ? Pués bien, se acepta como parte del juego ( lo atribuimos al célebre 20 % ). Pero hay que "mojarse" y hacer predicción aún con los riesgos inherentes a la mísma. El meteorólogo es el primer interesado sin duda en que su pronóstico sea técnicamente correcto. Él debe estudiar todos los modelos predictivos que en su opinión le merezcan fiabilidad. Debe estudiarlos y analizarlos, extraer conclusiones y aprender de sus errores que siempre serán menos graves que los de un cirujano. El público no tiene el porqué saber que " los modelos de hoy se contradicen entre sí " para el próximo fin de semana. Éstos y otros "considerandos" pueden valer entre los meteorólogos cuando se consultan entre ellos con varios mapas sinópticos en sus pantallas, y que no coinciden en sus estimaciones a varios días y que hasta son contradictorios en su evolución temporal. A veces el elemento determinante podrá ser su " ojo clínico " y una cierta dosis de intuición basada en la experiencia. Si es preciso podrían consultar su opinión con colegas meteorólogos de otros países... o distintas fuentes de información, en fin lo que fuera preciso. Los " mapas del tiempo " no son más que una herramienta que deberá ser interpretada adecuadamente.
Pero no podemos ir posponiendo la predicción un día tras otro y esperar al jueves para decir que tiempo tendremos el viernes. Hay suficientes medios para que ésto mo ocurra.
Paradójicamente algunos climátologos nos hablan del tiempo para dentro de ¡ 50, 80 ó 100 años...! Nadie les podrá decir que sus predicciones son una calamidad ( si así fuera , en caso de no cumplirse ). Si, ya sé que el futuro no es la suma de muchos mañanas, pero me refiero a la percepción de la sociedad que mezcla climatología con meteorología sin más.
Personalmente creo que las predicciones no pueden ser ambiguas , sino que han de ser relativamente categóricas y que un cierto margen de error debe ser aceptado como bueno . Lo que no es comprensible es ver pronósticos que ya son en esencia erróneos desde su principio . No debemos confundirnos al predecir lo que " quisiéramos que aconteciera " con lo que objetivamente nos muestran los mapas sinópticos". Lo contrario sería " Meteofantasía " o " Meteoficción". A veces cuesta, pero ahí radica la profesionalidad.
Saludos.
Mariscal Tro

4 comments:

Capitán Fórceps said...

Cierto todo, pero los civiles tenemos fé ciega en los meteorólogos, nos cuesta asumir que hay un factor de impredecibilidad muy alto.

Saludos,

CF

Anonymous said...

Mariscal Tro, tenemos dos soluciones fiables, una versión más económica y otra más cara, son:

A) Para completar la red de teledetección y confrontación de modelos, tendremos que localizar a unos cuantos abuelos por el país con los pies bien provistos de callos que si duelen son señal inequívoca de lluvia en la zona.

B) Sacar a pasear por el país al presentador del tiempo. Indispensable de que esté bien provistos de callos y con fracturas, a ser posible añejas.

En la solución "A" es indispensable renovar a los colaboradores amenudo debido a que pasado un cierto tiempo los abueletes engañarian al presentador/predictor con el fin de que su pueblo salga en la "tele".

Leido así puede parecer una tonteria, pero es de sobras conocido que fracturas y callos duelen pocos dias antes de llover.

No és broma, en la población en donde resido tenemos una piedra que nos "marca" si va a llover con 3 - 4 dias de antelación. En función de la superficie de la "marca" lloverá más o menos, ojo que rara vez falla. En cierta forma és un higrómetro, pero lo curioso del tema es que puede ser un dia muy ventoso con humedades bajas y la piedra tener una mancha grande de humedad.

Saludos

Mariscal Tro said...

Hola,
Capitán Fórceps, no tenga usted tanta fé ni en los meteorólogos ni en casi nadie.Hay que asumir un elevado porcentaje de errores predictivos no inferior al 20%.
En cuánto al comentario de Anonymus y la " mancha predictiva ", le agradecería algún detalle más, como por ejemplo el nombre de la población. Es un tema interesante.
Gracias a ambos y saludos.
Mariscal Tro

Anonymous said...

Apreciado Mariscal Tro, en una de sus recientes campañas meteo-militares estuvo acompañado de un mozalbete que apunta maneras pera ser un buen meteo-predictor, ambos estuvieron cerca de tan preciado y desconocido tesoro de la meteo-predicción. Ya se llevaron “de franc” una buena ración de aceite del lugar y no pretenderá encima llevarse a nuestro pedrusco-predictor. El secreto de la población se ha de guardar , no sea que algún presentador del tiempo o meteo-predictor decida en un momento de desesperación robarnos tan preciada joya de la predicción local. O lo que seria peor, que nuestro alcalde y TV3 nos colocaran una cámara enfocando permanentemente a nuestra querida y apreciada “pedra”. Mostrando impúdicamente a medio país la discusión entre los lugareños de que si es mejor la predicción de la piedra o el pronóstico también de reputada solvencia de la colección de callos de los abuelos del lugar. Yo me fío de la piedra a pies juntillas.
Más detalles, dicha piedra tiene propietario, pero está a la vista de todo paseante. Su dueño es todo un experto en la interpretación de la información que muestra la piedra, y Mohamed, su ayudante, le anda a la zaga, 20 años al lado de su maestro es todo un doctorado y dan para emitir también sabias y correctas interpretaciones.
Otra curiosidad de la piedra, al finalizar el periodo de lluvias la mancha desaparece, aunque la humedad ambiental sea alta, eso sí que es un misterio y lo de las caras de Belnez.

Saludos Mariscal.